Aumenta dimensione fontDiminuisci dimensione font

Las carnes, los salames y la miel

 

El sector de las carnes locales, es conocido por la calidad de los productos derivados del bovino. Muchos ganaderos cualificados, crían la típica “vaca maremmana” . De ella deriva la carne de raza maremmana, una de las más importantes biodiversidades de la zona. Se trata de una carne magra muy sabrosa che pierde poca agua durante la cocción y se emplea sobre todo para la preparación de guisos y cocidos.

En este área se producen también embutidos de calidad, obtenidos con métodos tradicionales, el jamón y los típicos salames de jabalí que se obtienen mezclando, elaborando y embutiendo carnes de jabalí y de cerdo, a las que se añaden especias como la pimienta y la guindilla.

 

Miel

El sector de producción de miel, es un sector en crecimiento en la zona. Actualmente los “vasitos” que salen de las empresas con la etiqueta son tres, pero son muchísimos los apicultores que conocen este arte y producen miel de alta calidad. Uno de los sabores locales típicos es el de la miel de Marruca (Corona de Cristo). La Marruca es un arbusto espinoso presente en los bosques y en la garriga; florece en mayo-junio con flores pequeñas y amarillas. La miel que se deriva es de color ámbar, consistencia líquida y aspecto límpido, transparente. El sabor y el aroma, de garriga, son muy intensos: no es muy dulce y tiene un ligero retrogusto amargo.